La pared de la vejiga cambia. El tejido elástico se vuelve duro y la vejiga se torna menos elástica. La vejiga no puede contener tanta orina como antes.

Los músculos de la vejiga se debilitan.

La uretra puede resultar bloqueada. En las mujeres, esto puede deberse a músculos debilitados que provocan que la vejiga o la vagina se caigan de posición (prolapso). En los hombres, la uretra puede resultar bloqueada por un agrandamiento de la glándula prostática.

Podemos ver una pérdida progresiva de la velocidad de filtración, afectada por el deterioro en la vascularización (esclerosis). Hay una disminución del flujo plasmático y una redistribución del flujo sanguíneo. 

Sin embargo, hay que recordar que existe mucha variabilidad interpersonal en la disminución de la velocidad de filtración con la edad. Aunque si se ha visto disminución en la respuesta a vasodilatadores y en la producción de renina y aldosterona y menor capacidad de concentración/dilución y de hidroxilación de la vitamina D.

Estos cambios están asociados a problemas con la excreción cargas de potasio, (mayor riesgo de hiperkalemia) y mayor sensibilidad a fármacos que inhiben la excreción de potasio urinaria (diuréticos).

La proteina “Klotho” se expresa en el riñón y estimula la reabsorción de calcio, su expresión se ve disminuida con la edad por lo que se cree que podría participar en los cambios metabólicos del calcio/fósforo en la tercera edad.

El ratón que presenta una deficiencia en la expresión de klotho desarrolla un síndrome de envejecimiento prematuro, mientras que la sobreexpresión de klotho en ratón aumenta su esperanza de vida.

productos para ayudar al filtrado natural de los riñones